LA BIOINGENIERÍA HACE CIENCIA FICCIÓN: YA IMPRIME ÓRGANOS EN 3D

LA BIOINGENIERÍA HACE CIENCIA FICCIÓN: YA IMPRIME ÓRGANOS EN 3D

Catalunya

LA BIOINGENIERÍA HACE CIENCIA FICCIÓN: YA IMPRIME ÓRGANOS EN 3D

Bioingenieros de todo el mundo comparten en el Cosmocaixa avances para combatir la vejez.

   Montse Espanyol. Barcelona

Si de una cosa puede estar orgullosa España es de ser líder mundial en trasplantes de órganos. El número de donantes en 2016 fue de 40 por cada millón de habitantes, el doble que la Unión Europea y tres veces más que países avanzados como Alemania. El trasplante más demandado es el de riñón. Pese a encabezar la lista de donantes, el tiempo de espera para recibir un riñón es de entre 15 y 18 meses. Las personas sin riñón pueden vivir con relativa calidad de vida con la diálisis. Pero los accidentes de tráfico descienden, gracias a las campañas, y este dato, que es una muy buena noticia, «hace cada menos viable el trasplante de órganos humanos de personas jóvenes fallecidas en las carreteras», avisaba ayer el director del Instituto de Bioingeniería de Catalunya (IBEC), Josep Samitier. Pensando en que cada vez es más difícil contar con un donante de estas características, que la esperanza de vida crece y con ella la posibilidad de necesitar un trasplante, el IBEC se ha puesto a trabajar en soluciones revolucionarias. Tan revolucionarias que podrían salir en un libro de Isaac Asimov. En el encuentro de bioingenieros de todo el mundo que ayer se dieron cita en el Cosmocaixa para compartir avances, la investigadora del IBEC, Elena Garreta, presentó una de estas novedades con la que el equipo de Samitier reta a la ciencia ficción. Se trata de regenerar órganos y tejidos con células madre e impresoras.

Garreta piensa en futuro, en 2050, «cuando una de cada cinco personas tendrá más de 60 años». Para su trabajo de investigación ha utilizado precisamente un riñón, el órgano más demandado. Ha abierto dos vías con la idea de regenerar un riñón enfermo. Una, utilizar células madre pluripotentes capaces de actuar como progenitoras y crear un miniórgano que reproduce las funciones de un riñón sano. Y dos, imprimir un órgano en 3D. Con una impresora de tejidos funcionales puede ser capaz de reproducir el órgano a tamaño real con la ayuda de diseñadores gráficos y utilizando como tinta células de riñones. Pese a que ha conseguido imprimir un riñón sano, por ahora no son aptos para el trasplante.

Leer Noticia Completa: Fuente: http://www.larazon.es/local/cataluna/la-bioingenieria-hace-ciencia-ficcion-ya-imprime-organos-en-3d-cg16890882

 

¡Compartir es vivir!

Añadir Comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos tienen el símbolo*

 

Ir a la barra de herramientas