DIAS MALOS EN OTOÑO….??

DIAS MALOS EN OTOÑO….??

DIAS MALOS EN OTOÑO….??

 Publicado por: Jaime Bou. Categoría: Motivación Personal. 4-10-2014

 

Esta frase, la ha enviado un usuario de facebook que desde que comprendió, que los “días malos” se podían superar, ya lleva 11 años sin vivir “días malos”

En este artículo se pretende orientar para corregir los “días malos” antes de que se produzcan. Es muy original y basa específicamente en dos puntos en cuidar mucho que en la alimentación de cada día no falte el Triptófano, que es el aminoácido que produce la Serotonina. Las personas que mantienen un nivel alto de este aminoácido, tienen mejor humor y son más estables y alegres. Y también en controlar los pensamientos negativos y gestionar bien las emociones, de manera que la armonía y la ilusión sean una constante en el organismo.

 

Hechos que colaboran a que los “días malos” para algunas personas existan:

En otoño, los días se acortan y tienen menos horas de luz, esto, junto a otros factores que no viene al caso explicar, hacen que el nivel de Serotonina, conocida como la hormona de la felicidad, buen humor y también del placer, baje en el organismo y se nota como el ánimo y el buen humor descienden, especialmente en otoño e invierno.

 

 

Al darse esta situación en nuestro organismo, la mente reacciona y comienza a enfocar en negativo y un momento que podría ser circunstancial, se convierte sin saber cómo, en un “día malo” a este se refiere el usuario de facebook.

Me gustaría dejar muy claro, que cualquier método que ayude a la persona a superar este “día malo” en principio, es bueno y no hay que despreciarlo. Simplemente hay que plantearse como superarlo de una vez para siempre.

Abordando el primer punto, se debe plantear qué funciones desarrolla la Serotonina:

Funciones de la Serotonina:

Regular los estados de ánimo: La Serotonina tiene un papel fundamental en nuestro estado de ánimo. Se ha comprobado que la existencia de bajos niveles de Serotonina es responsable de numerosas anomalías de la personalidad.

Regular el sueño: La Serotonina interviene en la producción de la melatonina una hormona que regula los ciclos del sueño. La melatonina se produce en la glándula pineal y, entre otras funciones, nos hace dormir mejor.

Entre los principales factores que aumentan los niveles de Serotonina se encuentran los siguientes:

Dieta: Una dieta adecuada puede aumentar sus niveles. El organismo no produce el Triptófano que se metaboliza en Serotonina, hay que aportarlo a través de la alimentación.

Ejercicio: La actividad física aumenta los niveles de Serotonina.

Actitud: Una actitud positiva de amor y confianza en los demás incrementa la Serotonina.

Alimentos ricos en triptófano: Entre los alimentos ricos en triptófano (el triptófano es el aminaoácido que produce la Serotonina) tenemos los de origen animal como el pescado, la leche, los huevos y la carne, todos ellos muy ricos en proteínas. También podemos obtener este componente a partir de alimentos vegetales, especialmente de legumbres, cereales, semillas y frutos secos.

Uno de los principales neurotransmisores del sistema nervioso central, la Serotonina, ocuparía un papel clave en el control de emociones.

Ampliando el segundo punto, comentaré que al enfocar en negativo, el estado de ánimo baja y como consecuencia los pensamientos son negativos también, llegando a producir emociones negativas, y estas emociones son las que transforman ese momento malo en un “día malo”.

Entonces hay que tener claro, que hay que actuar sobre la causa y no sobre el efecto. Si se tiene presente que nuestra mente sólo puede enfocar un pensamiento a la vez, es cuestión de actuar sobre los pensamientos, controlarlos, modificarlos o cambiarlos. Si se actúa sobre el efecto (cuando se nota ese momento malo, que como hemos visto se convierte en un “día malo”) se conseguirá superar ese día sólo,  mientras que cuando se actúa sobre la causa, los pensamientos negativos y se es perseverante, se adquiere la habilidad de conseguir en un tiempo no demasiado largo eliminar la mayoría de “días malos” de nuestro organismo. Personalmente puedo dar fe de ello, pues voy a cumplir en noviembre siete años sin “días malos” en mi vida.

Por tanto como conclusión, me gustaría indicar:

  1. Si se actúa sobre el efecto (cuando la persona se siente mal, baja de ánimo, etc..) es muy probable que en un plazo corto de tiempo se tenga la visita de otro “día malo” y se tendrá que intentar superar de nuevo. Es como si se encuentra con una persona con mucha hambre y se le dan unos pescados para saciar la misma. Es probable que dentro de muy pocos días saldrá a nuestro encuentro a pedirnos mas pescados.
  2. Mientras que si se actúa sobre la causa (es decir, sobre los pensamientos negativos que nos producen ese “momento malo”), cada día aumentará la confianza y la seguridad en sí mismo de conseguir el éxito al enfrentarse a los pensamientos negativos y entonces es cuando se dejará de tener momentos o “días malos”, es como si se le diera a esta persona con mucha hambre, en lugar de pescados, una caña de pescar y se le enseñara a pescar.

¡Compartir es vivir!

Añadir Comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos tienen el símbolo*

 

Ir a la barra de herramientas